— La fibra de carbono es un tema complejo. Podemos hablar de ello durante horas y nunca acabar. Durante las próximas semanas voy a crear algunas publicaciones sobre el sexto elemento de la tabla periódica, pero empecemos por el principio—

Comenzando por lo básico, a menudo llamamos fibra de carbono al material compuesto que vemos en relojes y piezas de automóviles, pero debemos entender que la fibra de carbono en sí misma es solo la materia prima. El material consiste en filamentos muy delgados de átomos de carbono que le dan resistencia mecánica al compuesto que todos conocemos. A continuación, puedes ver una imagen de fibra de carbono en bruto.

—Sin embargo, probablemente la mayor parte del tiempo y con el objetivo de simplificar los artículos y hacerlo más comprensible, voy a usar el término “fibra de carbono” como el material compuesto final (fibra de carbono + resina)—

Raw carbon fiber. Twill 2x2 pattern.

Tela de fibra de carbono con patrón sarga 2×2.

Tal como está, solo puedes utilizarla para tomar fotos porque todas las fibras están sueltas, es simplemente un tejido muy delicado. Sin embargo, aquí es donde entra en juego el epoxi. Para evitar que las fibras se muevan en todas las direcciones y para formar una pieza sólida, necesitamos un aglutinante, un material que pegue todas las fibras, y en el caso del carbono, el aglutinante más utilizado es el epoxi. Esta resina tiene propiedades mecánicas increíbles y se adhiere fuertemente al carbono.

Este tejido tiene muchos tipos diferentes de patrones que logran diferentes objetivos, como unidireccional, sarga, liso, etc. y también diversas “densidades en función del área” de la telas. Pero ese es un artículo extenso que me gustaría explicar en sí mismo más adelante.

Buttons made of carbon fiber and epoxy.

Botones hechos de fibra de carbono y epoxi.

Entonces, ¿por qué queremos relojes de fibra de carbono? Tal vez sea porque cuando la fibra de carbono (matriz) y el epoxi (aglutinante) se mezclan, produce un material compuesto con una densidad de 1.6 g/cm^3 que comparado con el acero inoxidable 8g/cm^3 o el platino 22.5g/cm^3, la fibra de carbono es un material extremadamente ligero que resulta en un reloj cómodo e inapreciable cuando lo llevas puesto. Otra razón podría ser debido a la apariencia; el brillo que refleja es único e hipnótico para una persona como yo, apasionada por las nuevas tecnologías y nuevas maneras de hacer las cosas.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que te gustan los relojes de fibra de carbono?